Infertilidad

INFERTILIDAD: El Día de la Madre en el Mundo del Revés.

Confieso que recientemente ingresé a la multitud capturada por el fenómeno de la serie Stranger Things (ST).  Yo soy de esas “ochenteras” que abiertamente anhelamos aquellos días cuando la mayor preocupación en el mes de diciembre era si recibirías ese radio toca-casetes de color pastel que cambiaría el destino de tu vida social. Así que caí fácilmente en el vicio de las maratones de ST.

No voy a entrar en mucho detalle aquí, porque entiendo que habrá quienes no han visto ST.  Solo me detengo a explicar que en esta serie existe un universo paralelo y tenebroso que llamaremos el Mundo del Revés.

Para quienes no han visto ST, el Mundo del Revés me parece como una combinación entre el universo alterno de Poltergeist con toques del de Alien. Es un mundo surreal y espeluznante donde los protagonistas deben combatir seres no identificados con poderes más allá de la comprensión humana. No sabemos exactamente qué fuerzas reposan ahí, y por eso las imágenes nos ponen la piel de gallina. Si eres toda gallina como yo,  hay que verlas detrás de manos semicerradas. ¡Igual que en 1986!

La coincidencia de fechas, me hizo pensar en ciertos paralelismos entre el Mundo del Revés y lo que significa vivir el Día de las Madres cuando sufres de infertilidad.  Tal vez parezco exagerada a quienes no han vivido directa o indirectamente esta condición, pero estoy segura que habrá muchos que me entenderán.  Especialmente el lado masculino del equipo que está batallando.  Esos prospectos de padre que, sin saber en qué mundo están por meterse, lo hacen sin pensar dos veces.

A estos valientes, les dedico este escrito.   Estoy pensando en ustedes, porque yo visité el Mundo del Revés, y siempre me deberé a esas personas que no perdieron la esperanza de que yo aún existía dentro de mi cuerpo. A aquellos que a veces con tan solo su presencia, me acompañaron en los momentos más oscuros.

¿Cómo proteger a tu compañera de las fuerzas del mal que reposan en el Mundo del Revés? Aquí van mis recomendaciones.

1. PONTE LA CAPA.

Imagínate que son las 7 de la noche del día antes de “Esa Celebración”.  Tu compañera llega del trabajo con esa mirada perdida que posiblemente la ha caracterizado desde hace un tiempo.  Te preguntas internamente: “¿Le habrá comprado el regalo a mi mamá y a mi hermana mayor?”, “¿Será que mandó a ordenar las empanaditas que nos pidieron para el almuerzo familiar?”, “¿Es buen momento para recordarle que compré boletos para el concierto de hoy?”.

¡DETENTE! No lo hagas.  No exteriorices esos pensamientos.  Si tienes alguna expectativa o plan en cuanto a las celebraciones o regalos del día, toma la ruta del héroe que salva al mundo.  No temas en aventurarte contra los retos y pruebas del mundo real, para así evitar caer en un portal hacia el Mundo del Revés.

Quizás tomar la decisión de comprar regalos o pedir empanadas te causa estrés, pero piensa lo que potencialmente estás evitando.   Además, es noviembre y aún estás a tiempo para ofrecerte a ayudar, o simplemente lanzarte heroicamente a tomar la iniciativa.  Si tu hermana te mencionó que quería un libro de tal cosa, o sabes que a tu mamá le gusta un perfume especial, “pica por delante” y cómpralos.

En el peor de los casos, quedan con doble regalo, pero evitas tener que preguntar el día antes del “Día D”.  Tu frase ganadora será “Mi amor, no sé si tu tienes algo pero vi este libro/perfume y me gustó para mi hermana/mamá.  Si ya compraste, tranquila lo guardamos para Navidad”.  Igual con el evento familiar.  Si al final quedan con 150 de queso y 200 de carne, nadie ha muerto de almorzar empanaditas por un par de semanas.

Tu misión en estas fechas es salvar a tu pareja de las presiones sociales.  Consciente o inconscientemente, muchas mujeres tenemos la virtud o defecto de querer hacerlo todo.  Pero la realidad es que en el fondo apreciamos el apoyo desinteresado que nos puedan brindar.  Estas fechas son un buen momento para nivelar la carga que podría estar experimentando tu pareja.

Toma unos momentos para preguntarle qué realmente quiere hacer ella ese día, y si necesita tu ayuda.  Dile que tu entiendes que ella puede hacerlo, pero que también se merece y cuenta con tu apoyo.  Dile que TU SABES QUE USTEDES SON UN EQUIPO.  Tal vez no le guste, tal vez llorará, tal vez te abrace… hazle saber que estás para ella y eventualmente te convertirás en su héroe.

2. ESCOGE UN SITIO CÓMODO Y SOLO ESCUCHA.

Las hormonas son un portal seguro al Mundo del Revés. Cuando pasamos ese portal no podemos controlar sentir que queremos estrangular al gato del vecino porque pensamos que los gatos son más fértiles que los humanos.  Segundos después, tenemos la brillante idea de que este año debemos sorprender a las tías de la familia con muffins hechos en casa.

Si este portal aparece, escucha bien: ¡NO TRATES DE SER HÉROE!  En mi experiencia, las hormonas transportan temporalmente al Mundo del Revés, pero no completamente.  Ella regresará eventualmente, aunque sea por unos segundos.  Entonces lo mejor es esperar y escuchar.

Presta atención porque entre el “gaticidio” y la repostería, posiblemente tu compañera te transmita algún indicio realista de lo que necesita o quiere hacer.  Tal vez no, pero bueno ya sabes lo que dicen de la esperanza.  Trata de identificar alguna pista.

Esto puede tomar tiempo así que busca una silla cómoda. Y te dejo una pequeña recomendación gratuita: deja el celular y el iPad en otro lado.  Quedas advertido que corren peligro.  Llénate de paciencia y recuerda todos aquellos momentos en que ella ha estado ahí para ti, como cuando te llevaste el ligamento por cuarta vez jugando futbol y ella te cuidó, te buscó agua, te cocinó o simplemente no comentó nada sobre el llanto de niña que escuchó.

3. OFRÉCELE ESPACIO, PERO NO TE VAYAS MUY LEJOS.

Yo te entiendo. Escuchaste bien cuando te dijeron que no importaba que fueras a tomarte las pintas.  Total, mañana es día libre y el cuerpo lo sabe.  No hago alusión a los eventos deportivos cerca de la fecha porque honestamente no tengo idea, pero estoy segura que algo hay y todos están pendientes, y a ti te dieron “permiso”.

Lo que no te dice esa mujer que por algún motivo elegiste para continuar la raza humana: Aunque te insistió que salieras, realmente TE NECESITA CERCA.   Tu eres lo único que ella tiene en este momento.  Cierto que tiene 5 hermanas, una mamá y un papá con muchas opiniones, pero SU FAMILIA eres TU.

Sin poder celebrarse aún como madre, el único éxito que ella ve en su pequeña familia es tenerte a su lado.  Aunque no te lo diga, eso es lo que piensa cuando su cerebro es liberado de las fuerzas del Mundo del Revés.

Entonces mi recomendación es que si la ves tranquilamente viendo Netflix o chateando, no asumas que eso es carta blanca para salir huyendo.  Acomódate a su lado, dale un abrazo, entiende que posiblemente no habrá sexo, y aun así quédate cerca.  Ambos se necesitan en estos momentos.  Juntos son tan fuertes que hasta podrían lograr que el portal al Mundo del Revés quede cerrado suficiente tiempo para pensar en actividades alternas que ambos disfruten, que no tengan nada que ver con “El Día”.  Su Plan B.

Al final este día es tan tuyo como de ella.   La forma en que juntos superen estas pruebas, será la base para días mejores.   No menos locos, pero mejores. Ustedes son un EQUIPO y créeme que en este momento tu compañera necesita que te conviertas en el capitán, primera base, delantero, coach, quarterback, lanzador, y portero.   Tu ERES el jugador más valioso en este momento, y aunque ella esté en la banca, te garantizo que volverá con todo, la próxima temporada.

Pero como suele suceder cuando alguien decide luchar contra las amenazas del infra-mundo, es posible que no puedas solo.  Hasta los héroes más recursivos necesitan que les tiren una soga de vez en cuando.  Recuerda que también puedes pedir o sugerir (muy respetuosa y sensiblemente) ayuda para el equipo.  Tal vez hasta terminas siendo el Indiana Jones de #SuMejorPlanB.

¡A PlanBficar para sobrevivir juntos estas fiestas!

 

 

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s